10 de febrero de 2017

Brisa

Brisa simplemente llega así, tranquila. Flotando. Tibia o fresca. Pero siempre acariciando. Serena.
Sorprende al arbusto de ramas firmes, y se enreda entre las flores de más allá. Las tristes.
Silva por lo bajo canciones de amor, de nostalgias y de color canción. Siempre cerca del corazón.
Brisa juega entre las aves, entre los árboles  y entre los cables. Acompaña el vuelo de las manos que sin pensarlo nos cuentan los años.
Lleva poesías al oído de la vida, para que ella riegue con  monerías que caen como sonrisas y sin que nadie las espere, alegren el día.
Tiene todos los perfumes, los sabores, las miradas y las voces. Acaricia las mejillas de las niñas en aquella esquina. Las mima.
Brisa sigue su senda y hace de una bolsa un cometa. Que no llega a las estrellas, pero se eleva, se eleva, se eleva, hasta aquella antena. Y espera.
Danza con las hojas del otoño, y dibuja en el aire obras de arte para que nadie, nadie, olvide el paisaje. Ni su viaje.
Brisa, envuelve aquel abrazo y lo convierte en un beso. Pinta el cielo celeste sueño de estos dos que detienen el tiempo. Y en esta plaza se visten de amor eterno.
Brisa simplemente desaparece así, tranquila. Flotando. Tibia o fresca. Pero siempre acariciando. Serena.

mjs


7 de febrero de 2017

Hiena

Lo gris de lo rosa
se huele al respirar,
y se puede percibir
caminando al azar.

Verdades mentidas
se escriben al pasar.
Pisando recuerdos
en senderos de humedad.

¿Y lo azul de tus sueños?
¿Dónde se esconde el animal?
Tras la maleza de pereza.
Tras las nubes de credulidad.

Lo siniestro de lo inocente
se saborea al brindar
y en las copas de vinagre
se ahoga el aire de aguantar.

Impávida careta,
sonriente esfinge de metal.
Caudal de agua que arrasa,
inunda y ahoga de falsedad.

¿Y lo suave de tu voz?
¿Dónde se esconde tu animal?
Tras los paisajes pintados.
Tras las luces que ocultan el lodozal.

Ríe y jadea. Jadea y ríe.
La carroña excita al animal
y el instinto no sabe esperar.
La saliva de muerte brota.

Y de muerte te alimentas,
está en tu naturaleza.
En el mar y la marea.
En la tormenta y la tempestad.

Baila y muerde. Canta y engulle.
Ríe y jadea. Jadea y ríe.
El cristal solo muestra una nena jugar.
Los ojos solo ven una nena jugar.

mjs

26 de enero de 2017

La trampa

La piedra
Le prometieron ser comienzo.
Endulzaron su sueño y desvelo.

Ser tierra.
Le auguraron fértil esperanza.
Adularon su genio y templanza.

La luz.
Le señalaron ser destino.
Arrullaron su oído y olvido.

Ser uno.
Le profetizaron fiel comunión.
Cortejaron su odio y aversión.

La espada.
Le predijeron ser quijote.
Alabaron su fibra y comporte.

Ser  ellos.
Le convidaron plato a la mesa.
Ensalzaron su mirada y lengua.

La trampa.
Le vendaron sus ojos en la prédica.
Anestesiaron su espíritu y su dialéctica.

La farsa.
Le ocultaron sus rostros en la cruzada.
Tallaron cada palabra en su habla.

Y fue.
Subió. Embarcó.
Marchó. Acompañó.

Y así fue que fue.
Y así fue que es.
Y así es que ya no es.

mjs